La Colección Tiempo para la Alegría de la Colección Casariego esta formada por 45 libros de artista con más de 500 obras gráficas representativas de artistas consagrados de los años 60 y 70.

 

Los grabados en su mayoría suelen ser a color, aunque hay artistas que se inclinan solo por el blanco y negro, siendo el objetivo principal el de acompañar a un texto al que ilustran, encargándose de narrar los acontecimientos literarios.

 

Los papeles son especialmente seleccionados para cada libro, se trata de papel de hilo, color marfil; evitando utilizar papeles blancos porque con el tiempo tienden a amarillearse. Las tres marcas de papel utilizadas son: Torras Juvinyà, en dos o tres libros estampados, Guarro Súper Alfa y Creysse France de Guarro, siendo estos últimos los papeles que se crearon especialmente para realizar estas ediciones. El papel Súper Alfa tiene 60% de fibra de algodón, mientras que el papel Creysse tiene el 80% resultando más poroso; la casa Guarro lo comienza a realizar en los molinos franceses y Casariego hace el encargo de las resmas a Francia, aunque todavía no estaba comercializado.

 

Toda la colección mantiene una unidad en cuanto a presentación ideológica. Si elaboramos un análisis técnico de las diferentes ediciones, debemos destacar que predominan los grandes formatos, las estampas generosas de relevantes artistas del momento, principales protagonistas de la colección; un claro respeto por la composición del libro en su sentido más estricto, donde las partes componentes se muestran claramente definidas. Destacan las guardas homogéneas seguidas de hojas de respeto o cortesía que dan pie a la presentación del cuadernillo de la anteportada, en blanco, con el título del libro en caracteres menores. Su estilo austero hace que el frontispicio adquiera protagonismo no por tener en cuenta orlas o alegorías sino el retrato del autor. La portada es la página más sobresaliente del libro, donde se especifica de forma más extensa el título de la obra, el nombre del autor, el nombre del prologuista, etc.-. El empeño por mantener la tipografía compuesta manualmente también es una característica a destacar.